-->

Consejos para una piel saludable

La Piel es el órgano más extenso del cuerpo humano, siendo la principal barrera de protección al combatir agentes externos y eliminar toxinas; es termorreguladora y nos permite recibir las sensaciones táctiles.

Existen factores que aceleran  el proceso de envejecimiento celular, afectando el sistema de  autodefensa  y reparación de la piel, como  la edad, exponernos a los agresores ambientales de nuestro entorno, tener un estilo de vida poco saludable (tabaco, alcohol, etc.)

Para revertir este proceso, es necesario adoptar hábitos de vida saludables como:

 

Iniciar con la limpieza: el baño diario con agua y jabón, elimina las impurezas pero, disminuye el manto protector de la epidermis o capa más externa de la piel, por lo que debes aplicarte cremas hidratantes y humectantes.

 

Al perder humedad la piel por la actividad física diaria, es importante proporcionarla desde el interior ¿cómo? Ingiriendo al menos 8 vasos con agua al día o el equivalente a 1,5 o 2 litros.

Para disminuir el foto-envejecimiento producido por los rayos UVA y la acción de los radicales libres externos  e internos (producto de los alimentos que ingerimos) es necesario aplicarse protector solar con un factor de protección (FPS) entre 30 y 50, aun cuando estés dentro de la casa, porque los dispositivos electrónicos también emiten radiaciones.

Recuerda, para lucir una piel luminosa y sana  es necesario nutrirla y cuidarla.

Deja un comentario