-->

Caminar para la vida

Caminar para la vida

Una caminata diaria puede representar el cambio que tu vida necesita… es un ejercicio natural que aporta muchos beneficios no sólo desde el punto de vista físico sino mental.

¿Por qué es bueno y saludable caminar?

Porque…

Mejora la función cognitiva, específicamente la atención y la concentración.

Contrarresta el estrés, al ser una actividad relajante que  despeja la mente, disminuyendo la tensión emocional acumulada.

Mejora el estado de ánimo, al liberar endorfinas naturales.

Ayuda a perder peso , al caminar se quema la grasa depositada en diferentes áreas del cuerpo y aumenta el gasto energético.

Tonifica los músculos abdominales, de las piernas (cuádriceps e isquiotibiales) y los glúteos, al aumentar la masa muscular directamente aumenta el metabolismo basal.

Mejora la circulación, al caminar los músculos de las piernas actúan como una bomba, aumentando el retorno venoso y disminuyendo el esfuerzo cardíaco (      frecuencia cardíaca y     presión arterial),  de esta manera, se fortalece el corazón y reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Estimula y fortalece los huesos, aumentando la densidad ósea y frenando el deterioro articular.

Incrementa los niveles de Vitamina D si caminas durante el día, por acción de la luz solar se metaboliza a Vitamina D3, útil para la salud de los huesos y del sistema inmunitario.

Mejora la respiración, al caminar aumenta el ritmo respiratorio, esto incrementa el transporte de Oxígeno en la sangre hacia los tejidos, mejorando el nivel de energía y ayudando a eliminar los desechos.

Mejora el sueño, si caminas en las mañanas disminuye el insomnio.

Para que tu caminata habitual se convierta en un ejercicio que mejore tu estado físico, debes adoptar una buena postura y movimientos decididos. Caminar implica un bajo riesgo de lesión, pero esto no significa que estés exento de sufrir algún daño si lo haces inadecuadamente. Entonces…

 

¿Cuál es la Técnica de caminata adecuada?

Esta es la postura ideal que deberías adoptar para caminar, según la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos:

  1. Camina lenta y fácilmente durante unos cinco minutos para calentar, después incrementa tu velocidad durante unos 15 minutos.
  2. Al caminar, mueve los brazos, con una ligera flexión de los codos.
  3. Camina con la espalda erguida (relajada), el abdomen plano (ligeramente contraído) y la cabeza hacia arriba.
  4. Apunta los dedos de los pies hacia adelante.
  5. Camina con un paso largo que sea cómodo y no requiera esfuerzo, apoyando el talón y luego los dedos.
  6. Termina tu caminata con un enfriamiento de cinco minutos y algunos estiramientos suaves.
  7. Utiliza calzado adecuado para caminar,

Es importante que para comenzar a caminar de manera habitual inicies a un ritmo lento y progresivamente comiences a aumentar el tiempo que caminas.

 

¡PREVENIR ES VIVIR!

Dra. Odana Belisario C.

Deja un comentario